domingo, 31 de diciembre de 2017

The Seville Water Works Company

En este último día de 2017, España no deja de dolerme ni de sorprenderme por su patrimonio histórico. Y el último descubrimiento del año ha sido una instalación de bombeo de agua potable que data de 1885, conocida como Adufe Bajo, gracias a Ángel Domínguez Sánchez-Barranco.



La empresa británica The Seville Water Works Company logró la concesión administrativa para el suministro de agua potable a la ciudad de Sevilla en 1882. Con tal fin levantó un enorme edificio que albergaría una gran máquina de vapor encargada de elevar el agua de los ricos acuíferos de la  zona de los Alcores, en la próxima localidad de Alcalá de Guadaira. Así, desde el depósito de presión y almacenaje de Adufe Alto, situado a 80 metros sobre el nivel del mar, el agua ganaba energía potencial para poder llegar hasta la capital hispalense, con una altitud inferior a los 20 metros.




Aunque la máquina de vapor ha desaparecido, las instalaciones siguen en funcionamiento con máquinas eléctricas. El estado de conservación parece bueno y esto es digno de felicitación para la empresa propietaria. Y gracias a unas obras de mantenimiento llevadas a cabo en 2010, se pudo redescubrir el primitivo depósito de Adufe Alto, formado por hermosos pórticos abovedados confeccionados con ladrillos. Recomiendo ver el siguiente documental realizado para la compañía EMASESA, encargada en la actualidad del suministro de agua potable a Sevilla.



Este es otro ejemplo de obra pública e industrial llevada a cabo por capitales extranjeros en el siglo XIX español. La revolución industrial nos llegó tarde, mal y de la mano agenas. Manos que luego recogían sus merecidos beneficios directos e indirectos. Pensemos que no sólo, en este caso, el beneficio económico de la distribución de agua potable a Sevilla iba a parar a capitalistas británicos. Sin haberlo podido confirmar, me aventuro a afirmar que aquella máquina de vapor fue fabricada en el Reino Unido. Y otros tantos equipos utilizados en la estación de bombeo de Adufe Bajo. Hasta el carbón que consumía pudo venir desde el Reino Unido. ¿No había en aquel momento capitalistas y técnicos en España para haber podido asumir un proyecto así? Preparados y capacitados opino que si. Dispuestos, parece que no fueron suficientes.



Pero que nadie piense que mi crítica histórica y patriótica está motivada por la clásica manía española hacia los ingleses. Lo mismo sucedió con fábricas, minas y ferrocarriles impulsados por franceses y belgas. El problema residía en la actitud de los dirigentes políticos y clases pudientes de aquella España. Pero como algunos autores afirman, entre otras cuestiones, la enorme deuda del Estado durante aquella centuria y la práctica inexistencia de una burguesía adecuada, dejaron nuestros potenciales económicos en bandeja para compañías extranjeras. Y hablando de ingleses, en mi viaje a Londres el pasado mes de septiembre tuve la oportunidad de conocer el The London Museum of Water & Steam. Digamos que es una instalación semejante a la descrita, pero que conserva las viejas máquinas de vapor y funciona en la actualidad como museo. Aquel viaje, en su conjunto, me fascinó. Y me ayudó a adoptar una visión más personal sobre los ingleses. Con sus muchos defectos, sin ser los únicos, les admiro por su espirito de conservación y reutilización del patrimonio histórico.  
Estudiando la ubicación de Adufe Bajo, he descubierto que entre el edificio de bombeo y la loma sobre la que está el depósito de Adufe Alto, estuvo tendida la vía del ferrocarril de ancho ibérico Sevilla Alcalá y Carmona. Estuvo en funcionamiento entre 1876 y 1975.

Que este ejemplo, entre otros tantos de aquella época, nos sirva de reflexión sobre cuales deben de ser los verdaderos objetivos económicos de una nación, siempre desde el respeto a las demás, pero con el soberano amor propio.

Uno de los edificios del London Museum of Water & Steam. 

La chimenea  del London Museum of Water & Steam. Compárese con la de Adufe Bajo.  

  Motor de vapor de 3 etapas expuesto dentro del London Museum of Water & Steam.

 Locomotora del pequeño ferrocarril que completa la visita  London Museum of Water & Steam y evoca al que existió para el transporte de carbón y cenizas. 

Otro motor de vapor expuesto en la parte descubierta del London Museum of Water & Steam.





sábado, 30 de diciembre de 2017

Ensamblando a Anet A8 II

La tarea de hoy ha consistido en la colocación de la cama caliente sobre su base y el encarrilado de esta. Lo primero ha sido ensamblar el frontal que sujeta las barras sobre las que se desliza la cama caliente en su desplazamiento a través del eje Y. Dicho frontal va unido al marco de la impresora mediante barras roscadas fijadas con tuercas y arandelas. La base está formada por 3 planchas metálicas que conforman una "H". Pero he tenido que desmontarla para poder retirar el plástico protector de las superficies.



La máquina va tomando forma y eso aporta moral. Otro detalle interesante ha sido la colocación de la correa dentada mediante la cual se transmite el movimiento del motor Y al carro que podemos decir que forman la cama caliente y su base. El deslizamiento sobre las barras horizontales se realiza mediante rodamientos lineales.




Os dejo a continuación el vídeo que me ha servido como tutorial editado por Dron3D 8A. Mi felicitación y agradecimiento a sus autores.


miércoles, 27 de diciembre de 2017

Ensamblando a Anet A8 I

Con ilusión y nervios me enfrento a un nuevo reto. Se trata del montaje de la impresora 3D Anet A8. Que yo sepa, es la más barata del mercado. De momento el grado de precisión de los trabajos y prototipos que quiero desarrollar no requieren de una opción más cara.







La impresora me ha llegado desmontada en tres bandejas, dentro de una caja y acompañada de herramientas. No trae libro de instrucciones pero en internet encontramos cantidad de manuales y tutoriales tanto en vídeo como en documento escrito.

Las piezas que conforman el marco vienen cubiertas por una cinta protectora. Retirada esta, podemos comenzar con su montaje. Es una parte poco tediosa. Pero una vez superada viene la grata fase en que unimos las principales piezas del marco mediante tornillos y tuercas de métrica 8.











Lo siguiente son las piezas de la parte trasera del marco donde se aloja el motor del eje Y junto con su correspondiente final de carrera. Y de justicia es que a continuación os ponga un enlace al vídeo que me ha servido como tutorial. Enhorabuena a sus autores y gracias.


domingo, 3 de diciembre de 2017

El pequeño tranvía de la pequeña Volchansk

Documentándome para un trabajo en la plataforma YouTube, me he topado con un simpático video. El archivo documenta y explica brevemente la existencia del tranvía de la ciudad más pequeña de Rusia que cuenta con este sistema de transporte.



La ciudad de Volchansk se encuentra a 2105 km al este de Moscú y 452 km al norte de Ekaterimburgo (cuna de Lenin). Alcanzó tal estatus en 1956 cuando su población alcanzó las 36000 personas. Por lo que se observa a través de satélite, las actividades mineras y forestales han sido importantes vectores económicos de la zona.



Este simpático tranvía (como todos) entró en servicio el 31 de diciembre de 1951 y fue construido usando prisioneros alemanes de la II Guerra Mundial como mano de obra. La línea atraviesa hermosas zonas boscosas y posee una longitud de entre 7 y 8 km de longitud. Sigue funcionando en la actualidad y cuenta con la simpatía de los ciudadanos, siendo un símbolo para ellos.


Vista desde satélite de la raqueta de inversión en el extremo norte. 




El parque móvil está compuesto por vehículos de los modelos 71-605, 71-608, 71-402 y 71-619. La toma de corriente de la catenaria se realiza mediante lira. Para los servicios auxiliares se dispone de un vagón plataforma procedente de un tranvía modelo KTM-1, un tractor para quitar la nieven de la vía y la caja de un coche modelo MTV-82 usada como almacén.

 Vehículo KTM-8M, 'Rossel' en 2001 (http://ymtram.mashke.org/gallery.php?g=russia/volchansk)

Fuentes consultadas:


https://en.wikipedia.org/wiki/Trams_in_Volchansk

http://ymtram.mashke.org/gallery.php?g=russia/volchansk/1&l=en


martes, 29 de agosto de 2017

San Francisco Market Street Railway Streetcar Excursion: 27 August 2017

A través de esta entrada pretendo difundir la actividad llevada a cabo por varías de las líneas de tranvía que se conservan en la ciudad de San Francisco, en Estados Unidos. Como madrileño y entusiasta de este sistema de trasporte, me resulta algo verdaderamente envidiable. Y al respecto espero que sirva de ejemplo, como granito de arena, de cara a recuperar el tranvía en la capital de España. 

Recomiendo leer el artículo que da cuenta de dicho evento en la web San Francisco Bay Area Photo Blog 










sábado, 29 de abril de 2017

BELLEZA INDUSTRIAL Ilustraciones industriales de Diana Sánchez Muestieles

Siendo el concepto de belleza algo muy subjetivo, se pueden encontrar definiciones que se ajusten bastante a las emociones y sensaciones en que se traduce tal palabra para la mayoría de personas.


Desde el pasado 21 de abril hasta el próximo 11 de junio podemos visitar en Vila Viçosa (Portugal) la exposición de ilustraciones industriales de la doctora en Patrimonio Industrial Diana Sánchez Mustieles.





En dichas ilustraciones, su autora muestra antiguos conjuntos industriales que ha visitado. Algunos de ellos en peligro de desaparecer como las Cocheras de Cuatro Caminos (Madrid) o que lamentablemente ya se han destruido en parte como la antigua Fundición Averly. En más de una ocasión he recurrido a ellas para mis publicaciones personales.
  
Y como dice un párrafo del díptico de la exposición: Una belleza que vas más allá de los cánones tradicionales y habituales, una belleza que nace de su historia, de lo que significó para una ciudad, de sus trabajadores, de sus imponentes y sólidas construcciones, eso es Belleza Industrial.

Intervención de Diana Sánchez en  "10 VISÕES SOBRE O PATRIMÓNIO CULTURAL” Sessão VI - Património Industrial e Técnico, el pasado 20 de Abril de 2017. En la imagen la podemos ver hablando de las Cocheras de Cuatro Caminos, de Metro de Madrid.







sábado, 22 de abril de 2017

Exhibición en funcionamiento del automotor WISMAR 22 y 23 de abril de 2017

Con las fechas echadas encima anuncio la exhibición en funcionamiento para el público, con motivo del Mercado de Motores en la estación de Delicias, sede del Museo del Ferrocarril de Madrid. Se trata de un automotor ligero con motor diésel Barreiros restaurado por la asociación sin ánimo de lucro AREMAF (Asociación Madrileña para la Restauración de Material Ferroviario). La puesta en marcha de material ferroviario histórico no es algo frecuente en la Comunidad de Madrid. Por lo que esta es una buena oportunidad para conocer la labor de esta asociación ciudadana.  


sábado, 11 de marzo de 2017

El definitivo despertar de Áliva

El pasado domingo 5 de marzo arrancó la temporada invierno-primavera de circulaciones públicas del Tren de Arganda, ferrocarril gestionado por la asociación Centro de Iniciativas Ferroviarias VAPOR MADRID (CIFVM). Y los socios de dicha entidad tenemos el orgullo de que finalmente la locomotora Áliva, tras un largo proceso de restauración, se puede hacer cargo de la tracción del servicio entre La Poveda y la Laguna del Campillo.

Foto: Felipe Martínez 

Foto: Felipe Martínez 


Foto: Felipe Martínez 


Ya logramos que a finales de 2016 Áliva volviese a despertar de su letargo. Desde el primer encendido en el verano de dicho año, se estuvieron ejecutando mejoras mecánicas en el aparato motor para optimizar su rendimiento, además de otras cuestiones técnicas y estéticas. Se trata de una locomotora construida en 1926 por la casa alemana Orenstein & Koppel (O&K). Perteneció a la Real Compañía Asturiana de Minas. Fue utilizada para el transporte de mineral entre la mina Reocín y Torrelavega, en Cantabria. Tras ser dada de baja, se hizo cargo de ella la Asociación de Amigos del Ferrocarril de Torrelavega que en 1994 la traspasó a CIFVM.

Así llegó Áliva a las instalaciones de VAPOR MADRID (www.manuserran.com)

Es una locomotora-tender, lo que significa que porta ella misma los depósitos de agua y combustible, prescindiendo del clásico vagón acoplado. Esto aporta una serie de ventajas a las locomotoras de uso industrial. Tiene tres ejes motrices y consume carbón como combustible. Además cuenta con un turbogenerador de vapor que proporciona corriente continua para los faroles, iluminación de la cabina de conducción y otros accesorios que queramos poner. Dicha máquina eléctrica también ha sido restaurada por socios de VAPOR MADRID y funciona correctamente.




Restaurar una locomotora de vapor es apasionante pero nada fácil. Además de los estragos generados por el abandono, tales como oxidaciones, corrosiones y alteración de calidades superficiales, se añade el propio desgaste acusado por la máquina en el momento de ser dada de baja. Tampoco existen manuales, en España, sobre qué criterios son mejores para devolver a la vida a un ingenio así. El gran secreto reside, en mi opinión, en el trabajo en equipo y en la puesta en común de conocimientos y habilidades. Prescindiendo de personalismos egocéntricos y practicando una postura abierta y dialogante para investigar y aplicar las posibles y mejores soluciones a los problemas técnicos.

El proceso ha sido largo y duro. Cuando en varias ocasiones pensábamos que veíamos el final del túnel, encontrábamos problemas imprevistos que debíamos atender en pos de la calidad y el buen rendimiento final de la máquina. Esto hacía que el proyecto se alargase, cargando la moral del equipo y alimentando lenguas viperinas que rezaban por nuestro fracaso.










Ha sucedido, además, que la mítica locomotora Arganda fue retirada del servicio al final de la temporada otoño-invierno de 2015. Su caldera mostró signos de envejecimiento que hicieron conveniente su desmontaje para la elaboración de una nueva. Y así se está haciendo en una industria de Valladolid. Mientras tanto, el servicio ferroviario entre La Poveda y Laguna del Campillo fue atendido por la locomotora diésel O&K de VAPOR MADRID. Dicha ausencia de tracción vapor no fue mal recibida entre los viajeros, pero había empezado una cuenta atrás crítica. Era necesario devolver la tracción vapor como esencia fundamental de la asociación y sus servicios a la ciudadanía. Y como factor moralizante entre los entusiastas del ferrocarril que apostamos por el uso cultural y turístico de este tipo de locomotoras.










Lo hemos logrado y el buen sabor de boca hace olvidar las tensiones vividas. Tenemos por delante toda una temporada, hasta el 28 de mayo, en la que realizaremos 3 circulaciones entre La Poveda y Laguna del Campillo a las 11:00, 12:00 y 13:00. Cobramos un billete de 5 euros por persona, a partir de los 3 años de edad. No recibimos ningún tipo de subvención económica, por lo que con dicho ingreso económico es fundamental para comprar materiales, herramientas o pagar servicios externos. Así es como desde CIFVM, asociación sin ánimo de lucro, podemos restaurar trenes históricos, mantenerlos y hacer que sigan en servicio los 4 kilómetros que han sobrevivido del mítico Ferrocarril del Tajuña, que unió Madrid con Alocén (Guadalajara) y Colmenar de Oreja.




Para reservar los billetes: